Descripción del proyecto

Charles Simonds

Publicado en Madrid el 19 de septiembre de 2008

Simonds formó parte, junto con Gordon Matta-Clark, de la inquieta comunidad artística que pobló el Soho neoyorquino durante los años setenta, y cuyo impulso de conciencia social y actuación independiente en la calle sería recogido por la escena de arte urbano de los ochenta. Su desconocido y delicado trabajo de calle es un buen contrapunto a las tendencias espectaculares del actual arte urbano.

Charles Simonds (1945) comenzó su carrera en 1970 produciendo pequeñas maquetas de ciudades, de arquitectura inmemorial, delicadamente construidas con diminutos ladrillos de arcilla sin cocer. Las miniaturas eran elaboradas in situ, escondidas en huecos en las paredes de solares y de viejos edificios destinados a la demolición del Lower East Side de Nueva York, y más tarde en ciudades de todo el mundo.

Las siguientes dos películas, joyas videográficas rescatadas del olvido por el impagable esfuerzo de Ubuweb, documentan el trabajo de Simonds. Se trata de Dwellings (1972) y Dwellings (winter) (1974). La primera incluye una descripción del proyecto expuesta por una voz en off, además de diálogos con los vecinos curiosos que rodean al artista mientras trabaja. La segunda no tiene locución, pero es especialmente valiosa como documentación de la obra y del ambiente. Ambas retratan, además de las piezas y su proceso de producción, el entorno extremadamente degradado que era su escenario, y a su público natural, la población de esas áreas, mayoritariamente negros e hispanos.

Charles Simonds ha seguido edificando estas ciudades de arcilla, ahora más complejas y protegidas por vitrinas. Aunque no ha dejado de producirlas en el espacio público: hace cinco años, aprovechando la visita a Valencia para exponer en el IVAM, dejó alguna en el barrio del Cabanyal.

Si la existencia de la escena del arte urbano de los ochenta apenas ha trascendido en la actual, artistas de los setenta como Simonds son virtualmente desconocidos. Simonds imaginaba unos habitantes para sus ciudades, a los que bautizó como little people (gente pequeña). Existe desde hace un par de años un proyecto de arte urbano muy popular que también se llama Little People, desarrollado en Londres por un artista de nombre Slinkachu.

Slinkachu no menciona a Simonds, y probablemente se trate de una coincidencia. Sin embargo, es sintomático el contraste entre una gente pequeña como la de Simonds, cuya ausencia carga de fuerza las obras convirtiéndolas en ciudades fantasma de significado incierto, y otra como la de Slinkachu: explícita, brillante, y tan rápidamente digerible como olvidable. Igual que la publicidad, igual que Banksy. El signo de los tiempos.